Saltar al contenido

LA MANADA

Tiempo aproximado de lectura: 12 minutos.

Si quieres escuchar en lugar de leer, dirígete al final del artículo, antes del espacio para la suscripción.

La manada

Pamplona, San Fermines de 2016. Caso la manada.

Mujer de 18 años denuncia la presunta violación por cinco hombres pertenecientes a un grupo autodenominado “La manada”.

La polémica empieza. ¿Fue sexo consentido o la violaron?

Mientras tanto, y hasta el actual juicio, la manada ha pasado 18 meses en la cárcel y aún no se esclarecen los hechos.

Es cierto que puede que durante la relación sexual no fuera tratada como ella esperaba, le robaron el móvil, la grabaron en contra de su voluntad

Y todo eso es lamentable, pero no. No la violaron.

Violar a alguien significa hacer o seguir haciendo una práctica sexual que el otro participante ha expresado que no quiere hacer o seguir haciendo.

Y ella dijo en el juicio que no se negó.

Link de El País donde lo dice 

Repasemos lo ocurrido.

WhatsApp de la manada

Los anteriores al caso, los que han salido en los medios de comunicación, tienen que ver con otra presunta violación en Pozoblanco, un pueblo cordobés.

En este caso, sí se produjo violación, pues echaron burundanga a la chica, eliminando así su voluntad y haciendo con ella lo que quisieron.

No podemos culpar a la persona que una vez robó cada vez que desaparece algo.

Del mismo modo, no podemos culpar a la manada de una violación por otra presunta.

Así que veamos lo que ocurrió en el grupo de WathsApp después del acto.

Link al Español

Estos son los WhatsApp en el grupo de ‘la manada’, tras el acto. No solo no se sienten mal, sino que se jactan de su hazaña.

Además, sus amigos los envidian.

¿Por qué?

Tal vez, porque no hicieron nada malo o pensaban que no lo hicieron.

¿Qué problema hay en tener orgías y que tus amigos te envidien por ello?

La "violación" de la manada

Durante la relación sexual, que duró unos quince minutos en un portal de Pamplona, los acusados no fueron inteligentes.

No por el hecho de haber mantenido relaciones sexuales con ella, sino por grabarla y robarla el móvil. Pues esos son delitos.

Ella tampoco lo fue, pues no expresaba cómo se sentía: ni que le gustaba, ni que no.

Tras los hechos, ellos se marcharon tranquilamente, sin prisas, sin nervios.

La denunciante se fue a un banco, donde una pareja la encontró acostada en posición fetal. Ellos fueron los que llamaron a la policía.

Ella los denunció por violación.

Además, los médicos forenses demostraron la existencia de un eritema en la vagina, lo que indica que hubo dolor.

No somos capaces de entender por qué no dijo que parasen, que le estaban haciendo daño.

Juicio la manada

En el primer juicio, ella dijo que la forzaron a entrar en aquel portal, cuando las cámaras demuestran que no era verdad.

En el último dice que no la forzaron, que entró voluntariamente.

Como esa, otras contradicciones.

Además, ella dice que no hubo violencia, y que ellos pudieron entender tanto que le gustaba, como que no, porque no dijo nada. Tomó un rol pasivo y la manada controló sus movimientos.

“Yo no hablaba, estaba con los ojos cerrados, sometida y no hacía nada (…) No hablé, no grité. Entonces, que yo cerrara los ojos y no hiciera nada lo pudieron interpretar como que estaba sometida o como que no”.

"Yo te creo". Juicio mediático.

La repercusión en las redes sociales ha dado lugar a un juicio paralelo que nada tiene que ver con el que se da en los juzgados.

Se ha visto:

  • Amenazas de muerte para la manada.
  • Vídeos y otros contenido virales creados por núcleos feministas con el mensaje 'yo te creo'. Sirven de apoyo a la denunciante, defendiendo su versión.
  • Personas desinformadas defendiendo a la denunciante con argumentos basados en los de otras personas, y no en unos propios racionalmente fundamentados.

en contra de la manada la manada ahorcada desde un puente

Esto lleva a  la condena directa por parte de la opinión pública de la manada como culpables, sin dejarles opción a expresarse, creyendo a la chica solo porque lo dijo una mujer.

Valoración propia del caso de la manada

Imaginemos el mismo caso, pero entre un chico y cinco chicas. ¿Hubiera tenido tanta trascendencia en los medios de comunicación?

Lo dudamos.

El chico, cuando hubiera sido encontrado por la pareja y los hubiera contado lo ocurrido, solo podrían haber ocurrido:

  1. No lo creen.
  2. Se ríen de él y no lo toman en serio, restándole importancia.
  3. Lo coronan como jefe, pues es una extraordinaria hazaña mantener relaciones sexuales con cinco mujeres a la vez. Aunque él no lo vea así.

El desprecio que sudamos hacia los miembros de la manada no proviene de la relación sexual en concreto, sino de la grabación, el robo y tal vez el trato que ejercieran sobre ella.

Como esto último no podemos saberlo con certeza, no entraremos a discutirlo.

No deberían haberlo hecho y deben ser juzgados por esos dos delitos y por incitar a un tercero (la violación) por WhatsApp.

Respecto a la chica, no entendemos por qué una persona no es capaz de decir que no quiere hacer algo y solo mantenerse en silencio.

Seguramente tenga un problema de confianza en sí misma.

Puede que la opinión de las personas que nos están leyendo sea que somos unos machistas opresores, sin embargo, la visión es la contraria, y viene a decir lo siguiente:

Eres lo suficientemente fuerte como para poder decir que no a algo que no quieres hacer.

Porque no eres tonta. Y porque no tienes que hacer lo que una mujer o un hombre te dice que tienes que hacer.

Si estás escuchando el audio, puedes comprobar que soy una mujer. Esta mujer escribió esto con la ayuda de un hombre.

Nosotros buscamos la participación igualitaria de la mujer en el mundo moderno.

No quiero que se me aventaje en los juegos de la vida, como se hace con los discapacitados, porque no lo soy.

Es decir, no quiero:

  • Que se me reserven puestos altos en grandes empresas.
  • Recibir ayuda del estado porque mi marido se ha muerto o porque me han violado.
  • Puestos reservados en las universidades más prestigiosas..
  • La defensa de una sociedad que nos trata como princesas acristaladas fáciles de romper, a las que no se les puede tocar debido a su fragilidad.

Quiero las mismas oportunidades que los hombres, no más. Jugar con ventaja nos aburre.

We can do it

Y el pensamiento actual no empodera a la mujer, la hace más débil.

Por eso, nuestra lucha no es contra el machismo, que también, sino contra los feminismos radicales que abogan por facilitarle las cosas a las mujeres.

Del mismo modo, no quiero:

  • Hombres encarcelados por denuncias falsas;
  • Ni asustados por si después de mantener relaciones sexuales con una chica bajo los efectos del alcohol puede arrepentirse y denunciarlo por violación.

Otros lectores nos dirán que pensamos así por consecuencia del heteropatriarcado, que estamos defendiendo a los violadores y culpando a la víctima.

Una víctima es una persona que dijo que no quería continuar o que se resistió a seguir con lo que estaba haciendo y la otra parte de la relación no lo aceptó.

Es en ese momento cuando se produce la violación.

Y la culpa de las violaciones solo la tienen los violadores.

No la tienen:

  • La carne que se enseña.
  • La hora de la noche.
  • Ir solo o acompañado.
  • El alcohol que se ingiere.
  • (Otra excusa a rellenar por el lector).

Sin embargo, en este caso, no existe ni negación, ni resistencia, ni violencia.

Entonces, ¿por qué llevan cinco chicos casi quinientos días en la cárcel por violación?

Bajo nuestro punto de vista, la víctima de violación en este caso no existe.

Lo que existe es una chica atrevida que a la hora de la verdad perdió el control de la situación.

Después de la relación, se sintió sucia, indignificada y con miedo a que un vídeo como ese se hiciera viral, así que decidió arruinarles la vida a cinco personas en lugar de aceptar la responsabilidad de sus actos.

Otra gente dice que la dejaron tirada, pero analicemos lo siguiente.

Ambas partes buscaban sexo. Solo sexo.

¿Por qué tienen que permanecer juntos después del acto sexual?

Cuando el interés en una persona radica en el sexo, no es necesario comprarle un anillo y pedirle matrimonio después.

Y esto nada tiene que ver con machismo o hembrismo, pues también puede darse entre homosexuales.

Otras personas alegan que cómo iba ella a querer con cinco chicos a la vez.

Nosotros nos preguntamos, ¿por qué no iba a querer?

¿Tratamos de eliminar el machismo con más machismo?

Es decir, ¿un hombre puede ser coronado por esa hazaña, pero una mujer solo ser tachada de zorra?

Él es tan capaz como ella de sentirse bien manteniendo orgías y eso no debería cuestionarse.

Por otro lado, puede que pensara que una orgía sería una buena idea, pues su estado de conciencia estaba alterado debido al alcohol.

Pero, ¿quién tiene la culpa de eso?

El contacto con las drogas que tiene cada uno es responsabilidad de cada uno. Y las acciones que se toman bajo el efecto de sustancias también.

Es por eso que se condena a conductores borrachos que cometen accidentes y no se los excusa por su estado de embriaguez.

Análogamente, ella tomó esa decisión bajo el efecto del alcohol y eso nada tiene que influir en restarle responsabilidad.

La chica mantuvo una conversación con la manada antes de que todo ocurriera, en la que se intercambiaron datos como los nombres o el lugar de procedencia.

En seguida empezaron las bromas de carácter sexual y el ambiente comenzó a caldearse.

No podemos evaluar el porcentaje de lucidez de su conciencia.

Lo que sí podemos hacer es pensar.

Y lo que pensamos es que, si pudo hablar con ellos en un momento previo a la relación sexual, también podría haberlo hecho durante la misma y haber parado cuando ella lo hubiera deseado.

Si la manada no hubiera parado, entonces SÍ hablaríamos de violación.

Y esto nada tiene que ver con personas que se encuentran en un estado de embriaguez agudo, el cual les impide hablar o moverse y, por tanto, también negarse a mantener una relación sexual.

Del mismo modo que una persona en ese estado no podría ni arrancar su coche, una persona en ese estado no podría hacer más teniendo sexo que mantenerse tumbado boca arriba. Y, por tanto, le estarían violando.

Es por eso que tenemos en cuenta el dato de que anteriormente al acto hubo conversación.

Otras personas dicen que la chica no dio su consentimiento a los de la manada.

Y que, si no dice que sí, entonces es no, haciendo apología al ejemplo que he puesto de casos agudos de embriaguez.

Preferimos modificarlo:

Si no puede decir que sí, tampoco puede decir no, así que la respuesta es no.

En este caso, ella podía decir ambas cosas, y no hizo ninguna.

No estamos de acuerdo con que, si no dice sí, entonces es no, pues no queremos llegar a un punto en el que un chico y una chica tengan que firmar un contrato que diga que existe el consentimiento.

Imagínatelo.

Quedas con una persona que te gusta y justo antes de besaros, alguien rompe el momento, saca un papel y un bolígrafo y te pide que firmes.

Qué frío. ¿No sería más fácil expresar lo que queremos hacer y lo que no?

Hablemos ahora de legalidad.

Legalmente hablando, cada uno tiene su parte de culpa.

Ella actuó mal, pues denunció a unos hombres con los que había mantenido sexo, según ella dijo en el juicio, sin violencia y sin negarse a mantenerlo.

Ellos actuaron mal, pues hicieron apología de la violación por WhatsApp, la grabaron y la robaron el móvil.

Es en el aspecto moral donde radica el problema.

Parece que ninguna de las dos partes ha recibido información positiva acerca de cómo deben ser las relaciones sexuales.

No hablamos que haya que respetar, en el completo significado de la palabra, a los otros participantes de la relación, sino simplemente tenerse y tenerlos en cuenta.

Es decir, no podemos contar a estas alturas con personas que no saben decir que algo no les está gustando y quieren dejar de hacerlo.

No podemos tener a personas que les están haciendo algo que les duele y se resignan.

Y no podemos tener a personas que, aunque no les estén diciendo nada verbalmente, no perciban lo que está pasando en la mente de los otros participantes.

Y hablo de participantes y personas, pues es aplicable a todo género y edad.

De la idea anterior, lo más destacable es la importancia del yo.

Del yo por encima de los demás.

Esto quiere decir que cuando ocurre algo dentro de ti, tienes que expresarlo.

Si no, no te quejes porque alguien no note tu molestia.

No todo el mundo es bueno en cuanto a lenguaje no verbal.

Entonces, ¿cómo iban ellos a saber cómo se sentía si no decía nada?

¿Cómo iban ellos a notar que le estaban haciendo daño, hasta el punto de hacerle un eritema, si no decía nada?

Un hombre no puede saber si algo le está doliendo o le está gustando a una mujer si la mujer no se lo dice. Y viceversa.

Es biología.

Lo que le duele o gusta a uno no tiene por qué dolerle o gustarle a otro y por tanto no existe una ley a estudiar que diga lo que les duele o gusta a las mujeres y lo que les duele o gusta a los hombres.

Por eso, de nuevo, educación sexual.

Queremos relaciones sexuales saludables, que nada tienen que ver con el número de participantes o prácticas socialmente aceptadas; solo la comodidad ante la situación de los involucrados.

Hablar es esencial para evitar malentendidos.

El resultado es que cinco personas están encarceladas debido a una chica insegura de dieciocho años que decidió denunciar y en consecuencia hundirles la vida.

Por otro lado, tenemos a una mujer de veinte años en la actualidad que lo que necesita es ayuda psicológica y no estatal, pues lo apropiado sería que aprendiera antes a decir no que a poner denuncias.

El triste resultado final y motivo de la polémica:

La sociedad sigue pensando que las mujeres necesitan protección especial, ayudas y ventajas para igualarlas a los hombres, lo que da por hecho que somos inferiores y que sin esos medios no podemos alcanzarlos.

Es por eso que para denunciar una violación basta con el testimonio de la mujer.

Y esto no solo lleva a que se dificulte la igualdad entre géneros, sino a que el sentimiento machista de superioridad sobre las mujeres se resista a desaparecer y surjan grupos hembristas que promueven la supremacía de las mujeres sobre los hombres, tratando de machista cualquier actividad, como llevar corbata o colgar bolas de navidad en el árbol; ensuciando el significado de las palabras y el verdadero sentimiento feminista que tan solo promueve una igualdad real.

Actúa.

Con la suscripción, recibirás en tu e-mail una guía gratis sobre cómo alcanzar tus objetivos.

¡¡PARA COMPARTIRLO EN TUS REDES SOCIALES, SOLO TIENES QUE PINCHAR EN LOS BOTONES ENCIMA DE LOS COMENTARIOS!!

TAMBIÉN PUEDES SEGUIRNOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES: TWITTER, INSTAGRAM FACEBOOK Y PINTEREST.

Si prefieres escuchar en lugar de leer:

¡Vótanos qué te ha parecido y coméntanos cómo podemos mejorar! ¿Qué opinas tú de este polémico caso?

LA MANADA
3.2 (63.53%) 17 votes

 

¡ENHORABUENA!

Si quieres recibir una guía sobre cómo conseguir tus objetivos y los dos primeros capítulos del libro El propósito de tu vida. Solo tienes que dejarnos tu nombre y e-mail. ¿Por qué no? ¡ES GRATIS!
Email address
First Name
Secure and Spam free...

Leave a Reply

4 Comentarios on "LA MANADA"

avatar
  Subscribe  
Más nuevo Más antiguo Más votado
Avisarme
Elena
Guest
A continuación te expongo algunas imprecisiones, por no decir auténticas burradas: 1. Los hechos ocurridos con la chica de Pozoblanco, a priori, NO son violación (consultar artículos 178 a 181 del código penal). Entiendo que para escribir algo hay que ilustrarse mínimamente y no soltar lo primero que se me ocurra, fingiendo encima ser una especialista en el tema. 2. Ellos fueron los que llamaron a la policía? Cómo??? Indica la fuente en la que te basas, porque al menos yo es de lo primero que me entero y mira que sigo el tema con especial interés. 3. Hablas de… Leer más
Ana
Guest

Con ellos se refiere a la pareja que les encontró, creo que se refiere

¡ENHORABUENA!

Si quieres recibir una guía sobre cómo conseguir tus objetivos y los dos primeros capítulos del libro El propósito de tu vida. Solo tienes que dejarnos tu nombre y e-mail. ¿Por qué no? ¡ES GRATIS!
Email address
First Name
Secure and Spam free...